miércoles, 13 de julio de 2011

El hombre es lo que es gracias a la comunicación


Este blog se titula "Intercambio de mensajes" y tratará de comunicación. Comunicación entendida como intercambio de mensajes con significado entre un emisor y un receptor, utilizando un código común, con un fin determinado.

Según la Real Academia de la Lengua Española, entre otras acepciones, comunicar significa “trato, correspondencia entre dos o más personas”. También “transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor”.

Etimológicamente la palabra comunicación deriva del latín communicare, que puede traducirse al castellano como "poner en común, compartir algo".

Hoy la comunicación es mucho más de lo que dice el diccionario y lo que significa en latín. Actualmente es una de las actividades más importantes que realiza el hombre. Es un negocio complejo que además de producir dinero, también es un instrumento para cambiar actitudes y voluntades. Por desgracia ya no es sólo un vehículo de liberación; algunos grupos de la estirpe humana lo utilizan, en forma perversa, para conseguir poder y tiranizar.

¿Es importante la comunicación?

A veces oigo que algunas personas preguntan "¿Por qué es importante la comunicación?". Yo suelo contestarles “Porque sin la comunicación usted ni siquiera me podría hacer esta pregunta”.
Aunque si bien es cierto que a veces, mal utilizada, la comunicación nos desune, también gracias a ella, si nos lo propusiéramos, todos los hombres de la tierra, en un momento determinado, podríamos llegar a ser uno solo.


Gracias a un cerebro superior, al lenguaje y a la comunicación, la especie humana ha podido sobrevivir y llegar al grado de progreso actual.

Probablemente si hoy pudiéramos ver una película de lo que sucedía en la tierra hace un par de millones de años y nos preguntaran ¿Qué especie cree usted que llegará a dominar el planeta? Probablemente no responderíamos “el hombre”. Porque en un mundo que le era altamente adverso ¿Cómo podríamos imaginar que una criatura que necesita más de cinco años para ser autosuficiente podría sobrevivir?

Sin embargo a lo largo de la evolución, muchas otras especies más fuertes han ido despareciendo de la faz de la tierra y, en cambio, el hombre no sólo ha sobrevivido y se ha adaptado al medio, sino que cuando ha sido necesario (que es casi siempre) ha adaptado el medio a él. Y cuando no ha podido hacerlo en forma individual, para conseguirlo, se ha unido con otros hombres. De esta manera, solo o en grupo, ha transformado el planeta creando una sobrenaturaleza que le ha permitido vivir mejor.

Durante miles de millones de años, antes que los primeros homínidos aparecieran sobre nuestro planeta, casi todo era naturaleza. Sin embargo desde que aparecieron los primeros ascendientes del hombre y estos comenzaron a “hacer cosas” y a crear cultura, empezó a cambiar casi todo, cada vez con una velocidad mayor.

El hombre es el único ser vivo que, gracias al desarrollo de un cerebro superior prodigioso, además de tener la capacidad de proyectarse hacia el futuro, de innovar e intentar explicarse el mundo que lo rodea, ha inventado códigos que le ha posibilitado comunicarse con sus congéneres. Contarles a otros lo que piensa. Preguntar a los demás acerca de lo que él solo no es capaz de responderse.

Esta capacidad de compartir pensamientos le ha permitido multiplicar sus potencialidades y transmitir sus experiencias de una generación a otra generación. También le ha facilitado la posibilidad de inventar y fabricar herramientas y “máquinas maravillosas”. Si hoy estoy escribiendo en un computador es gracias a que existe la comunicación. Y también gracias a que el hombre ha inventado la red de redes, además de miles y miles de otros artilugios. Algo inconcebible hace apenas un siglo atrás.

Si no fuera por la comunicación ni siquiera podrían leer lo que ahora estoy escribiendo, porque ni siquiera existiría el alfabeto. Lo más probable es que ni siquiera existiría lo que conocemos como civilización. O, por lo menos, no sería ni un remedo de la actual. No existiría el lenguaje, ni imprentas, ni edificios, ni casas, ni puentes, ni hospitales, ni aviones, ni penicilina, ni rayo láser, ni incubadoras, ni cine, ni televisión, ni computadores; tampoco blogs en Internet. 

En la empresa actual, hoy la comunicación está considerada como  una función estratégica.

Desde que hace unos millones de años empezamos a gruñir hasta ahora, el mundo se ha transformado en un medio complejo y competitivo. Está tan saturado de estímulos de todo tipo desde que nos despertamos hasta que nos dormimos, que es cada vez más difícil conseguir que la información llegue a ser comunicación. Es decir que los mensajes que enviamos sean percibidos por aquellos individuos a los que se los enviamos para conseguir una respuesta y, finalmente, para que se establezca un diálogo entre nosotros y nuestros receptores. Piensen por un momento cuántos de los mensajes que enviamos no son respondidos jamás. Probablemente en la maraña de mensajes que, al igual que la atmósfera de gas, envuelven la tierra.

Precisamente, porque es tan difícil conseguir dar con el mensaje en la diana, las empresas e instituciones han terminado por considerar la comunicación como una función estratégica, invirtiendo importantes cantidades de dinero en planes de comunicación “a medida” para conseguir sus objetivos en la menor cantidad de tiempo y con el máximo de eficacia.

¡Y pensar que todo comenzó con unos cuantos gruñidos!



4 comentarios:

  1. Cada dia mejorando tu estilo y tus temas. Felicitaciones Aquiles

    ResponderEliminar
  2. Gracias querido Abel.
    Con comentarios como el tuyo dan más ganas de trabajar.

    ResponderEliminar
  3. Hola Aquiles:
    Buena iniciativa. Siempre es bueno escribir sobre comunicacion.Un abrazo desde Chile.

    Herman Bustos

    ResponderEliminar
  4. Hola Aquíles, muy interesante este blog sobre comunicación
    Un abrazo

    ResponderEliminar